El fujimorismo se muestra reacio a dialogar con PPK

Galarreta y Becerril se oponen por calificativos empleados en campaña. Salgado dice que ganador debe dar el primer paso

base_image (1)

El diálogo parece ser una opción lejana en la tienda fujimorista. Parlamentarios de Fuerza Popular consideran que no están dadas las condiciones para que su lideresa, Keiko Fujimori, se reúna con el virtual presidente, Pedro Pablo Kuczynski (PPK).

“Hemos sido claros: es difícil pensar que ese señor [Kuczynski] quiera reunirse con quienes ha llamado corruptos y narcoestado”, dijo el reelecto congresista Luis Galarreta a este Diario. “Me parece poco serio. Le deseamos suerte al señor y a sus aliados”, añadió.

El parlamentario sostuvo que el fujimorismo será “oposición responsable”, tal como –según señaló– lo fue durante el gobierno de Ollanta Humala.

Durante la segunda vuelta, los opositores de Fujimori sostenían que un triunfo suyo representaría la instalación de un narcoestado en el país. Tales afirmaciones se intensificaron luego de que se conociera que el entonces secretario general de Fuerza Popular, Joaquín Ramírez, estaba involucrado en una investigación de la DEA.

De similar parecer fue el reelecto congresista fujimorista Héctor Becerril. “El señor Kuczynski dice yo no tengo orgullo y pido disculpas. No lo veo sincero ni coherente, cuando quieres reunirte con alguien, no lo sigues acusando de narcotráfico”, dijo Becerril a El Comercio.

Y, tal como hizo Galarreta, el parlamentario fujimorista también remarcó que Kuczynski recibió el apoyo de la izquierda en esta segunda vuelta. “A Mr. Kuczynski lo ha elegido una coalición. Que se reúna con ellos”, dijo.

A su turno, la reelecta congresista fujimorista Luz Salgado aseguró que quien recurrió al insulto en la segunda vuelta fue PPK y no la lideresa de Fuerza Popular. “Yo no he escuchado a Keiko ningún insulto ni ningún agravio personal. Lo que ha habido es un enfrentamiento de palabras y de ideas, lógicamente”, declaró a la prensa en el Palacio Legislativo.

Salgado sí cree necesario que haya una reunión entre el presidente electo y la lideresa de Fuerza Popular, que tendrá 73 curules en el Congreso a partir de julio. Sin embargo, enfatizó: “Que las personas que han ganado den los primeros pasos”.

De otro lado, el fujimorismo volvió a deslizar la hipótesis de que la victoria de Kuczynski sobre Keiko Fujimori, por 42.597 votos, no fue legítima. Refiriéndose al gol con el que la selección peruana le ganó el domingo a la de Brasil, la congresista Martha Chávez escribió en su cuenta de Twitter: “Aun cuando creo que Ruidíaz no metió el gol con la mano, no tengo duda de que PPK sí ganó la presidencia con ‘metida de mano’, y no la ‘de Dios’”.

Galarreta sostuvo que Kuczynski ganó “en la mesa”, y dio a entender que los cónsules podrían haber manipulado las actas de votación que llegaron desde el extranjero.

Becerril dio una opinión similar. “Que hayan impedido que las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional vayan a votar ha influenciado en el resultado”, indicó.

También dijo que el fujimorismo debería presidir las comisiones de Inteligencia y de Fiscalización del próximo Parlamento. “En este Congreso nos dejaron las comisiones que no les interesan. Ahora estas comisiones deben estar con nosotros”, anotó el fujimorista.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.